El turismo es riqueza

La Organización Mundial del Turismo (OMT, 2003) definió que el Turismo era el mejora aliado para aliviar la pobreza del mundo, es decir es una actividad económica, que no solo genera ingresos a nivel nacional, sino también, genera múltiples oportunidades por cada turista que visita un destino, promueve la conservación del patrimonio natural y cultural de los pueblos, emplea muchas plazas de trabajo consideradas como no calificadas, propicia cientos de oportunidades para las mujeres  que pueden integrarse activamente al mundo laboral, siendo una vitrina efectiva para la venta y comercialización de artesanías y productos no manufacturados, revalorización de prácticas ancestrales. Por lo cual las Naciones Unidas, declaro en 2003 hizo un llamado en Argelia “Turismo: fuerza impulsora de la lucha contra la pobreza, de la creación de empleo y de la armonía social”; el cual ha sido uno de los pilares para fomentar que el turismo sostenible siga siendo una prioridad para los pueblos, y en especial para los países en desarrollo. En el 2006 el lema en Portugal fue “El turismo es riqueza”, vinculado al desarrollo del turismo sostenible, como una estrategia para minimizar la desigualdad que impera en el mundo. 

Datos sobre el turismo y su importancia en la economía global

“En muchos países, el turismo actúa como un motor de desarrollo a través de la entrada de divisas y la creación de empleo directo e indirecto. El turismo aporta el 5% del PIB mundial y representa el 6% de las exportaciones de servicios mundiales. Es además el cuarto sector exportador, después del petróleo, los productos químicos y la automoción. El turismo representa 235 millones de empleos, o sea uno de cada doce empleos en el mundo (OMT 2017)”.